Portada » Blog » Ventajas del riego con energía solar

Ventajas del riego con energía solar

Ventajas Riego Energía Solar

La energía solar es una de las fuentes de energía limpia con mayor crecimiento en los últimos años. En este caso, gracias al abaratamiento de los costes de producción, ha sido posible sustituir en algunas áreas el uso de combustibles fósiles por celdas fotovoltaicas.

El riego con energía solar es una de las actividades que mejor se han adaptado el uso de energías limpias, aprovechando así todo su potencial. Si deseas conocer más acerca de las ventajas del riego con energía solar, entonces te invitamos a leer este artículo.

¿Qué es el riego solar?

Se basa en la obtención de energía solar a través de paneles fotovoltaicos que alimentan a las bombas de riego, todo esto en lugar de utilizar otro tipo de energías contaminantes como los combustibles derivados del carbono.

Los paneles solares captan y transforman la energía lumínica en forma radiación y la transforman en electricidad, la cual posteriormente será utilizada por las bombas para llevar a cabo un trabajo mecánico y cinético al extraer agua de los pozos.

Este tipo de solución resulta ideal para aquellas personas con difícil o nulo acceso a la red eléctrica, ya que se puede combinar con el uso de baterías que almacenan la energía de los paneles, siendo utilizada posteriormente cuando no sea posible captar la luz solar.

¿Cuáles son las principales ventajas de implementar el riego solar?

Emplear energías limpias trae consigo unconjunto de beneficios que van más allá del cuidado medioambiental.

A continuación, te presentamos algunas de las principales ventajas del riego con energía solar:

Genera mayor productividad

Utilizar la energía solar para labores inherentes al riego, permite cultivar una mayor cantidad de tierras, generando una mayor proporción de alimentos por hectárea. Además, facilita las labores de riego durante todo el año, incrementando así la productividad.

Se estima que a nivel mundial solo se aprovecha el 20% de la superficie total cultivable. Sin embargo, con el uso de la energía solar en las labores de riesgo, es posible producir una mayor cantidad de alimentos a escala global.

Reduce los niveles de contaminación

A usar energía solar como principal fuente de energía limpia, se reducen casi a la totalidad de las emisiones contaminantes, lo cual permite preservar el medioambiente y disminuir el efecto de los gases invernaderos.

Optimiza el manejo de los recursos naturales

En zonas áridas y de difícil acceso al agua, es posible utilizar la energía solar para extraer el agua y almacenarla para su posterior uso. De esta manera, se garantiza no solo el riego de las cosechas, sino una mejora sustancial en la calidad de vida de las personas.

Todo esto en conjunto con la producción sostenible de alimentos, ha permitido que la FAO considere a la energía solar como una de las mejores fuentes de energía limpia en países en vías de desarrollo (cuando el sol puede aprovecharse la mayor parte del año).

Es económicamente viable

Debido a al abaratamiento de los costes de producción de paneles solares, hoy en día, instalar este tipo de tecnología es muy sencillo y bastante práctico, retornando la inversión en poco tiempo y ahorrando en el pago del servicio eléctrico.

Adicionalmente, existen programas de financiamiento impulsados por numerosos países que otorgan créditos, descuentos y otras ayudas a las personas que deseen implementar el riego con energía solar.

Permite una mayor independencia energética

El sistema fotovoltaico es uno de los que mejor optimiza la generación y distribución de energía. Por lo general, existe un conjunto de celdas que se emplean para almacenar el excedente, para garantizar así su uso en cualquier momento.

La energía solar garantiza una mayor independencia de otros tipos de recursos contaminantes, como es el caso de los combustibles fósiles. Gracias a ello, se ha podido sustituir su uso de manera progresiva.

Por tanto, el riego con energía solar es una de las mejores alternativas en lo que respecta al aprovechamiento de recursos y el cuidado ambiental, siendo mucho más económica que otros tipos de energía.